Recordando a Gram Parsons, el Ángel Caido

Gram Parsons

Un día luminoso en la calle,  sombrío y triste para mí. He pasado el día leyendo a Hesse sumido en una depresión que ya dura mucho tiempo y que desgraciadamente o no, sé que acabará pronto con un sueño sin final, un feliz descanso. Recuerdo como lo describía el filósofo novelista suizo, algo así como abrir la puerta hacia otra cosa cuando ya no es posible aguantar más este pequeño mundo de enanos burgueses, de vidas tranquilas y sin más aspiraciones que llenar la nevera o como mucho conseguir que esa sanguijuela que se hace llamar director de banco no te llame a casa para cualquier cosa menos para dar alegrías.

<<¡Mira, estos monos somos nosotros! ¡Mira así es el hombre! Y toda celebridad ,toda discrección, todas las conquistas del espíritu, todos los avances hacia lo grande, lo sublime y lo eterno dentro de lo humano, se vinieron a tierra y era un juego de monos…>>

Harry Haller (H.H.)

Subo arriba y por motivos que desconozco, quien sabe  porqué qué cosas pasan por la cabeza, como una aparición surgió la cara añinada y traviesa del ángel caido de la época dorada de la música sureña americana. She me marcó profundamente por su tristeza y carga de amor intemporal del delta del gran río del sur. Dicen que su influencia llegó a todos los rincones de la música pòpular, aunque es un gran desconocido para  las generaciones actuales.

Su obra habla por él mismo. Cúantos recuerdos. Murió por sobredosis en Joshua Tree, cerca de Los Ángeles. Allí hace tiempo me dejó tirado el mustang con el que me dirigía hacia tierras de Arizona y Nuevo Méjico. Una sensación intemporal, invierno en el paraiso, tirado como una colilla y bebiendo una gran jarra de cerveza en un tugurio de mala muerte regentado por los hermanos gemelos de los ZZ Top. Hay que ser imbécil, pues no se me ocurrió pedir un café en un honky tonk, el cachondeo fue general entre el escaso público, y la alternativa era salir volando a la puta calle de la mano escasamente amable y ofendida de los jodidos sosias de la banda de Houston.

En ese lugar intemporal, surgido, parecía, de cualquier escena de Easy Rider dejó la vida Gram Parsons y tras la rocambolesca historia del robo de su cadáver para cumplir su deseo de ser quemado en el parque, ese apartado lugar en la carretera de Ninety Nine Palms, en el Joshua Tree Inn, yo apuraba la última cerveza muy cerca de la habitación 8, donde Gram Parsons profundamente deprimido acabó accidentalmente con su vida en un cóctel benéficamente mortal de alcohol, heroina y morfina.

Ese lugar donde las Yucas y un desierto habitado por bloques de granito y antiguas tradiciones indias se convirtieron en la tumba desconocida, y lugar de peregrinaje para los que todavía le recuerdan como creador de lo que se dió en llamar Country Rock, estrella deslumbrante de los Birds y de los míticos Flying Burrito Bros, padre de algunas de las canciones que más me han marcado, como She. Allí inadvertidamente pasé la noche y el fantasma de Gram que no me visitó aquella noche, ésta de la primavera de 2016 viene a visitarme y a recordarme como si de un amigo se tratara que el final de la vida no tiene porque ser algo tan dramático.

Joshua Tree National Park. Place where Gram Parsons Died

Por escasas fechas no pasó a ser miembro del fúnebre club de los 27. Janis Joplin, Jim Morrison y Jimie Hendrix murieron con 27 años. A Gram le faltaron 47 días

Desde la más profunda desesperación os recomiendo a un artista medio olvidado hoy, pero no lo dudeis uno de los más grandes. No sigo. Por hoy basta.

Anuncios

Genios de la Literatura Norteamericana 1

 

Retomo la publicación de posts con algunos, no están todos en absoluto, de los genios de las letras norteamericanas imprescindibles en mi biblioteca. A continuación os remito algunos de los títulos que han hecho que esta mierda de vida haya sido soportable a pesar de todo, compartiendo sus mundos de papel, tinta e imaginación. De los más clásicos a los más transgresores ninguno de ellos es prescindible. Hay muchos más, pero éstos son con seguridad de mis amigos más queridos.

Arthur Miller: Panorama desde el puente, La muerte de un viajante, Todos eran sus hijos. Un autor valiente y comprometido.

Truman Capote: A sangre Fría, un título con el que el autor sufrió como con ningún otro de sus títulos, una gran obra del periodismo no convencional, una puñalada al alma del americano contemporáneo.

Dashiell Hammet: El genio de la novela negra de Maryland. Quien no recuerda al Halcón Maltés y su inolvidable protagonista en la pantalla, Humphrey Bogart.

Eugene O`Neill: Un fracasado de Princeton (aquí una sonrisa de sarcasmo), premio Nóbel de literatura en 1936. Un genio del Teatro. Con Largo viaje hacia la noche conquistó su ¡¡CUARTO!! premio Pulitzer  explorando las partes más sórdidas de la condición humana.

Ezra Pound: De detestables inclinaciones políticas y racistas, Cathay se considera la obra cumbre del imaginismo. Autor de Idaho curiosamente murió en Medinaceli donde un monumento lo recuerda.

Allen Ginsberg: El psicodélico amigo de Kerouac y Corso. Indispensable miembro de la generación beat y autor de una de las más jodidas patadas en la boca a la sociedad tradicional norteamericana con Aullido.

Ernest Hemingway: Simplemente enorme. El autor genial de El viejo y el mar y Por quien doblan las campanas. Un ejemplo reconocible de que la desesperación del tiro en la boca se haya convertido en leyenda (¡Cúanto tuvieron que ver esos monstruos patéticos llamados psiquiatras en su final acabamiento!).

Henry David Thoreau: Unos de los padres de la literatura norteamericana y conceptualizador de la desobediencia civil. Una referencia para el ecologismo de verdad y no de pastel. Fue a prisión por negarse a pagar impuestos en un país donde todavía existía la esclavitud y por la guerra con Méjico. En la cárcel escribió La Desobediencia Civil. Walden relata sus experiencia viviendo en los bosques de Nueva Inglaterra.

Henry Miller: Irreverente, divertido y muy neoyorkino. Sus Trópicos de Cáncer y Capricornio son simplemente cumbres de la literatura en lengua inglesa e influyeron decididamente sobre la generación beat.

John Steinbeck: Izquierdista, californiano y ganador del Nóbel y del Pulitzer. Su obra más redonda Las uvas de la ira, pero De ratones y hombres y Al Este del Edén no le van  a la zaga.

Ray Bradbury: Sus Crónicas marcianas y Farenheit 451 sonsimplemente obras maestras del genero de anticipación. Maestro de la ciencia ficción y de la descripciónde las sociedades distópicas.

T.S. Elliot: De él dijo Cernuda “un crítico excepcional, a cuya agudeza se deben puntos de vista nuevos sobre el arte de la poesía en general y sobre la historia de la poesía en lengua inglesa en particular”. La tierra baldía será uno delos poemarios claves del modernismo anglosajón.

Washingtong Irving: Uno de los grandes del movimiento romántico. Diplomático y viajero. De él recordaremos siempre la Granada mágica de Los cuentos de la Alhambra. De sus relatos cabe destacar La leyenda de Sleepy Hollow.

Willian Burroughs: Uno de los más longevos y polémicos representantes de la generación beat. Politoxicomano y escritor de una carga poética y transgresora tan salvaje como la expresada en obras maestras como El almuerzo desnudo y La Navidad del yonki.

Charles Bukowsky: Aunque nacido en Alemania uno de los representantes más notables y con mayor carga poética de la literatura norteamericana. Factotum, Pulp o La senda del perdedor son simplemente imprescindibles.

Emily Dickinson: Junto con Ralph Waldo Emerson, Poe y Whitman uan de las poetisas fundacionales de las letras norteamericanas. Cualquiera de sus poemarios intensos y apasionados son merecedores de estar en cualquier biblioteca que se precie.

John Dos Passos: Cercano al socialismo su novela Manhattan Transfer un homenaje a la ciudad de Nueva York desde el punto de vista del fracaso, un punto de vista no demasiado habitual tratándose de la Gran Manzana. Según Le Monde una de las 100 obras más importantes del siglo XX. Como anécdota pude adquirir una primera edición por 4 euros gracias al desconocimiento absoluto de un mal librero y peor poeta.

Nathaniel Hawthorne: Uno de los orígenes de la literatura norteamericana y admirado por el enigmático Lovecraft. Amigo de Melville y encuadrado en el movimiento romántico La letra escarlata es uno de los grandes clásicos del siglo XIX.

James Ellroy: Quizá mi autor más admirado despues de Cervantes. Es considerado el perro rabioso de las letras norteamericanas. Su Cuarteto de Los Ángeles es al menos para mí uno de los trabajos literarios más complejos e importantes de las últimas décadas del panorama literario internacional. Desde aquí mi agradecimiento a mi querido amigo José Alfonso que me lo descubrió y  a mi amada Marta que poco  a poco me ha ido regalando toda su obra.

Jack Kerouac: El más grande de la generación beat, atormentado y alcohólico, su gran obra En la carretera es sin duda uno de los títulos que me llevaría a Marte si fuera uno de los primero colonos sin posibilidad de vuelta. Me marcó profundamente y aún lo sigue haciendo.

Jack London: El autor que nos descubrió a todos el Gran Norte. Referente de las novelas de aventuras como Colmillo Blanco. Para mí personalmente El vagabundo de las estrellas es una de las obras claves de la literatura universal y profundamente perturbadora; su visión de la libertad probablemente sería combatida por cualquier gobierno del mundo.

Louis May Alcott: Quizá de esta lista la autora que mayor optimismo y bondad destila entre todos los autores presentes. Su obra más conocida es Mujercitas. De su experiencia como enfermera en la Guerra Civil heredaría su mortal intoxicación por mercurio y saldría a la luz su obra Escenas de un hospital.

H.P. Lovecraft: Maestro enigmático e introspectivo de Nueva Inglaterra y referente de numerosos escritores del género fantástico. Maestro del horror cósmico cualquiera de sus obras sería imprescindible, personalmente Las montañas de la locura y el horror de Dunwich están entre mis favoritas.

Herman Melville: Autor de la mundialmente famosa Moby Dick, curiosamente una obra no apta para niños aunque se nos haya vendido así. Aunque murió casi olvidado, su escasos seguidores lograron su final reconocimiento hasta ser contado entre uno de los escritores más notables de la literatura universal.

Norman Mailer: Gran innovador del periodismo literario. La canción del verdugo por la que ganó el Pulitzer y Los desnudos y los muertos donde narra sus experiencias durante la II Guerra Mundial serán dos de sus obras más notables.

Patricia Highsmith: Maestra del suspense. Sus temáticas se centran en torno a la culpa, la mentira y el crimen, y sus personajes suelen acercarse a la psicopatía y se mueven en la frontera misma entre el bien y el mal. Extraños en un tren y la serie de novelas de Ripley (el talento de Mr. Ripley) son obras de la autora que no nos podemos perder.

Edgar Allan Poe: No se puede decir nada más de lo que se ha dicho del autor más importante de las letras norteamericanas. Imprescindibles Ligeia, Las aventuras de Arthur Gordon Pynm, Eureka, El Cuervo, El gato negro y un largo etcétera.

Robert E.Howard: Uno de los autores más importantes de las fantasías heroicas modernas y creador de personajes tan populares como Conan el Bárbaro, Kull, Red Sonja  y Solomon Kane. Junto con otros autores forma parte del Círculo de Lovecraft. A pesar de su abundante obra con sólo 36 años se pegó un tiro en la cabeza con su 38 en el interior de su coche.

J.D. Salinger: Icónico autor de El Guardian entre el centeno. A pesar de no haberme dejado una gran impronta, su importancia dentro de la cultura popular norteamericana lo coloca entre uno de los merecedores a estar en esta lista.

F.Scott Fitzgerald: Autor de la generación perdida de los años 20. Su gran novela fue El gran Gatsby y sus relatos cortos ahondan en la desesperación y la juventud. Autor paradigmático de la era dorada del jazz murió prematuramente de un ataque al corazón.

Tennessee Williams: junto con Faulkner autor sureño por excelencia. Su estilo denominado por algunos críticos como el gótico sureño llega a una de sus cumbres con La noche de la Iguana.

Tom Wolfe: El dandy por excelencia y autor de una de las obras icónicas de los 80 y de la influencia de los “Yupis” La hoguera de las vanidades. Ha sido llamado el Balzac de Park Avenue.

Mark Twain: Faulkner lo calíficó como el padre de la literatura norteamericana. Yo no sé si es para tanto, lo que si sé es que siempre recordaré Las aventuras de Tom Sawyer y Huckleberry Finn.

Willian Faulkner: Autor sureño y con gran influencia sobre García Márquez y Vargas Llosa. Un estilo centrado en la forma hace que sus obras lleguen prácticamente a la perfección formal. Absalom, Absalom, Mosquitos y el Villorrio están entre las mejores obras y presentes en mi biblioteca. Gano el Nóbel en 1949.

Walt Whitman: Simplemente  con sus Hojas de Hierba y el Canto a mi mismo el más grande entre los grandes de las letras norteamericanas.

En esta lista y lo sé perfectament faltan muchos como Paul Auster, Raymond Chandler, Ralph Waldo Emerson, Robert Bloch, Frank Corso, Stephen King, etcétera. Espero en un futuro cercano elaborar un post similar con algunos de los autores que aún no aparecen en este post. Gracias a tod@s y espero que los disfrutéis como yo lo he hecho.

 

 

En el 15 Aniversario de la Batalla de Seattle

Battle of Seattle Batalla en Seattle

Estamos en el 15 aniversario de lo que se conoció como la cumbre del fin del milenio con motivo de la reunión de la Organización Mundial del Comercio (OMC-WTO) del 30 de Noviembre al 3 de Diciembre de 1999. no fue la única, Montreal, Korea y algunas otras cumbres que sancionarían acuerdos tan lesivos para la humanidad como el tratado NAFTA convocaron un cenit de activismo que parecía despues de décadas dormido.

Es cierto que la Batalla de Seattle no acabó con la OMC y organismos similares, pero sí despertó una conciencia colectiva que en los últimos veinte años ha ido a más, convirtiéndose en un movimiento de contestación a los acuerdos con los que las transnacionales junto a los gobiernos pretenden controlar el comercio mundial en perjuicio de la población mundial en beneficio de unos pocos, es decir de las grandes corporaciones. Pero no acaba ésto aquí, la OMC en concreto puede imponer multas y sanciones a los países que no se plieguen a los designios autoritarios del libre mercado, profundizándose más aún si cabe la desigualdad entre los diferentes territorios.

La Cumbre de Seattle fue como la mecha de una bomba que se acaba y a partir de ese momento se empezaron a multiplicar los movimientos en todo el planeta. Lemas como “somos libres”, o “Las calles son nuestras” recorrieron todo el planeta siendo la primera cumbre seguida a través de pórtatil por hacktivistas por streaming, retransmisión soportada por servidores remotos, por ejemplo en Escocia.

En la Batalla de Seattle, éxito en lo que se refiere a sus objetivos de boicot a la cumbre del OMC, y que costó el puesto al jefe de policía y al alcalde de la ciudad, se utilizaron los métodos más brutales policiales y parapoliciales con cientos de detenidos y heridos. El coste fue alto pero la batalla se ganó. Precaución y miedo se adivina en los poderes fácticos como en el caso español cuando militares profesionales están siendo entrenados como antidisturbios en tácticas de control de masas (Fuente: Público)

Seattle Represión

El resultado a posteriori fue contradictorio y los poderes fácticos aprendieron para nuestro mal, ampliando los perímetros de seguridad, promoviendo leyes como la actual Ley de Seguridad Ciudadana española, con muertos como el estudiante Carlo Guliani en las protestas contra la Cumbre del G8 en Génova o los nulos resultados de la Cumbre de Doha.

Carlo Guliani

La contrapartida que permite ver el futuro con algo más de esperanza es la generalización de estos movimientos ciudadanos de protesta y movilización, que dió lugar a las mareas, los nuevos partidos y formaciones con afán de una política y visión de mundo distinta como Podemos, Ganemos, Ciudadanos o Equo en el caso de nuestro páis o movilizaciones simultáneas en decenas de grandes metrópolis de todo el mundo como la de Anonymous del pasado 6 de Noviembre. Y aviso para navegantes, dejamos las visionarias declaraciones de un multimillonario como Nick Hanauer:

“Tengo un mensaje para mis compañeros asquerosamente ricos, para todos aquellos que vivimos encerrados en nuestras burbujas cerradas: despertad. Esto no va a durar.

Las revoluciones, como las quiebras, se aproximan poco a poco, y estallan de repente. Un día, alguien se prende fuego a lo bonzo y de golpe, miles de personas inundan las calles y antes de que te des cuenta, el país entero está quemando por los cuatro costados.

Si la desigualdad sigue aumentando como hasta ahora, esto va a acabar sucediendo. No seremos capaces de predecir cuándo y resultará terrible para todos.

¿Qué es lo que veo en nuestro futuro? Veo horcas. Se acercan las horcas…para nosotros, los plutócratas”

 

Como homenaje a la Batalla de Seattle os dejamos la traducción(disculpas de antemano por los errores que esta traducción libre pudiere tener) del poema de J.L Hall detenida por las fuerzas antidisturbios en los disturbios de Seattle y que nos llega desde Eugene, Oregón vía e-mail por nuestro colaborador, el escritor M.Sitka:

“Y LA BATALLA CONTINÚA”

I

Agujas espaciales mirando sin ojos bajo las nubes del Pacífico

miran y recuerdan a los intrusos de Alki Point. emigrantes,

con los años, hermanos de los pueblos Suquanish y Duwanish.

Y en los ojos hace muchos años vaciados, alegres de colibríes,

sombreados por los bosques,volcanes y glaciares del Noroeste.

Tierras románticas, destino final de buscadores de lo desconocido,

de amantes de La Tierra.

Por esto y por mucho más la batalla continúa.

II

 Pero los cuervos pusieron en el punto de mira a los que se pasean por La Tierra.

Bosques elegidos para propagar su mentira.

¡LIBERTAD! ¡Todo en nombre de la Libertad!,

¡Alli lo acordaremos!, proclamaban los cuervos,

¡Todos esclavos libres de los cuervos!

engordaremos a costa de esa libertad, Puta de Babilonia en nuestras bocas,

Todos callados para que los cuervos graznen.

¡Hay mayor regocijo que ver como engordan nuestras panzas,

alimentadas de esa libertad bastarda que les lanzaremos desde nuestra cueva del Paramount.

Creían que engañaban a los colibríes.

Por eso la batalla continúa.

III

Cuervos ingenuos siguieron creyendo que los colibríes insignificantes aletearían inútilmente.

Pero desde el fondo de las calles, las policromadas alas de los pequeños

se elevaron en el aire y decidieron enfrentarse a los cuervos.

La soberbia de los alados negros despreció el agraciado vuelo de aves tan frágiles,

pero su aleteo levantó vientos de tempestad,

y llegó a todas las aves y bestias de La Tierra que habitaban los bosques del Noroeste.

Esta soberbia fue la piedra con la que intentaron aplastar a todos los que se alzaron en Alki Point.

Entonces comenzó la lucha,

y la batalla continúa.

IV

Los cuervos con sus graznidos cubrieron de mentiras el valle,

lanzaron sus gases y proyectiles,

pero las lágrimas se convirtieron en un grito y clamor de libertad,

muchos fueron encerrados, atropellados y heridos entre graznidos,

que nombrando la libertad la insultaban,

pero no pudieron los cuervos mantenerse en el árbol y a muchos les echarondel valle.

Pero eran legión y muchos volvieron con sus graznidos,

y los extendieron por todo el valle hasta alcanzar toda La Tierra.

EPÍLOGO

Todavía los cuervos extienden las nubes de tempestad con el negro aleteo de sus alas

Por eso, y más que nunca

La Batalla debe continuar

(Tributed to Carlo Guliani, killed in Geneva, 2001)

“No Puedo” de B.C.P. , un poeta del Pueblo

No puedo, Poema

Hace algunas fechas publicábamos un breve relato de nuestro amigo y escritor hispano-norteamericano M. Sitka, “El bar al que nunca volví” recordando una historia real que nuestro autor de cabecera, de visita en España, escribió basándose en la experiencia propia de amigos como el que ecribe estas líneas. Hoy os traemos uno de los bellos poemas llenos de sentimiento y emoción con los que este poeta del Pueblo adornaba su establecimiento, tan querido para nosotros.

A continuación lo transcribimos acompañado de la foto del manuscrito original manteniendo el anonimato por expreso deseo del autor. Sólo me queda decir desde este foro, que ya es leido por internautas de España, los Estados Unidos y gran parte de Latinoamérica, ¡GRACIAS!  B.C.P. por llevar la poesía al corazón de la gente corriente, del pueblo al que sirves y que te sirve de inspiración. No publicaremos tu nombre por que así lo quieres pero si hay lugar en este breve artículo para animar a todos los lectores a disfrutar de los poemas del día a día, mucho más sentidos que los juegos malabares e impostores de los que se creen que ya habitan el Parnaso de la fama. B.C.P. quedará en el corazón de las gentes, los otros desaparecerán como las cenizas de una hoguera de fortuna apagada hace tiempo.

“No puedo darte alegría

porque se me ha acabado.

No puedo darte pasión

porque no la tengo.

No puedo darte ilusiones

porque mis manos

acarician el fin

de todos mis sueños.

Pero puedo darte reposo,

puedo llenarte de besos,

puedo enseñarte que nada

se acaba con el silencio.

En la oscuridad queda algo

que respira con el tiempo…

Es…lo único que queda,

Es…lo único que tenemos

TIEMPO

Y…a mi se me está acabando

sin darme cuenta de ello

YO

quisiera darte todo

TODO

lo que no puedo”

                                                           (B.C.P.)

Barro sin Forma, Michael Sitka

Nuevamente nuestro amigo hispano-norteamericanos Michael Sitka nos envía desde un pequeño pueblo de Washington State, Emumclaw nos manda un breve poema de una musicalidad notable. Muy recomendable.

Gracias MichaelBarro sin Forma

BARRO SIN FORMA BY MICHAEL SITKA

Barro sin forma, inerte,

de un campo yermo y vacío,

marcado por las pisadas

que van llamando a la muerte.

Donde antes había gente

sólo quedan recuerdos

húmedos de rocío.

______________________

El alma se aquieta y reposa

se va amansando la pena,

mientras el cuerpo duerme,

el alma vigilante vela.

Poemas de la Distancia (Fragmento)

Desde Flagstaff, Arizona y de la pluma de un compatriota afincado en el estado del Gran Cañón nos llega este fragmento de su poemario “De la Distancia” arañando al tiempo de redacción de su tesis doctoral unos momentos. No todo es ciencia compañero.

Carreteras

Tres días sin ti

Vuelve el frío del invierno

a las queridas montañas

donde muero y donde escribo

esperando lo imposible,

que los años no sean años,

que meses y días sean mas cortos,

que mañana estés conmigo

y que cuando estemos juntos

el tiempo sea nada y… todo.

Dont know why theres no sun up in the sky
Stormy weather.

                                    (J.V)

Haiku (Heihachiro Miyake)

Fredvang, desde Offersoyveien. Islas Lofoten, Noruega.

Por gentileza de nuestra buena amiga de Tokyo Tsutaki fujiwara nos llega la traducción de un bello poema tradicional japonés de un autor casi desconocido del siglo XiX. Esto cortos poemas fueron utilizadas por la tradición Zen para difundir sus enseñanzas. Se caracterizan por su sencillez, naturalidad, austeridad y una gran sutileza. Es una expresión ancestral y atávica previa a nuestra propia existencia donde la naturaleza en muchos casos se transforma en un sentimiento de melancolía e introspección de profunda emoción estética.

Muchas Gracias Tsutaki

“Lejos en el mar

caracolas turquesas

nubes y olas”