¿Todo vale en Publicidad? El lado oscuro de Red Bull o el Marketing “SIN” Principios

Vaya este post en homenaje a queridos amigos fallecidos hace tiempo en eso que mi amigo y alpinista Narciso de Dios hace ya muchos años en la primitiva revista Desnivel denominaba como adictos a la adrenalina. Javi en La Aiguille du Dru alpina, Rafa tragado por una grieta en el Everest, Joaquín despeñado desde una de las cimas de los costillares de la Serranía de Contreras, y algunos más.

Pero todos estos malogrados compañeros de actividades que, reconozcámoslo sin ambages, llegan a entrañar un riesgo real, eran deportistas en su sentido más estricto, atletas que debido a diferentes causas perdieron su vida haciendo aquello que más amaban. Pero quede claro, nunca lo hicieron por dinero, nunca pusieron su vida en almoneda, virtud a contratos publicitarios en campañas bastardas de compañías discutibles y discutidas tanto por sus campañas como por los peligros, que al parecer, entraña el consumo (ellos dirán que abusivo) de refrescos que no son más que gaseosa con cantidades inmensas de cafeina. Ellos fueron héroes a su manera, pero y compañías como RedBull, ¿Qué son en concreto?

La compañía austriaca se ha apañado un lugar de privilegio en el visionado de videos de YouTube, donde ahora, ese valor, adiestramiento y dedicación que entrañan estas actividades se ha tornado en la visión enfermiza que del riesgo tiene la compañia. Algunos los han acusado de ser el mayor representante del cinismo y la perversión del marketing de eventos.

Ueli Gegenshatz muere saltando en un salto base suicida desde la Torre Sunrise de Salzburgo en el evento que introduce a RedBull en el mercado de la telefonía móvil. Toriano Wilson, con sólo 14 años, muere en una carrera motociclista al igual  que Eigo Saito, motorista freestyle. Caleb Moore sufre heridas mortales en un espectáculo de RedBull con las motos de nieve como protagonistas. Eli Thompson, saltador base californiano muere en otra filmación de la compañía.

Quizá el mayor cinismo por parte de la compañía fue la presentación de la película protagonizada por Shane McConkey, esquiador extremo, que se presentó en la Berlinale. El affiche de la cinta presentaba la foto del esquiador con el lema, “´sólo tienes una vida, vívela”, lo que no decía es que el deportista murió durante la filmación. Incluso la compaía llegó a celebrar la muerte de Sean.

Curiosamente todos los videos que muestran la muerte y graves heridas de los atletas son retiradas rápidamente por la compañía de la plataformas públicas de video como YouTube.

¿Merecen la pena y el precio pagado la venta de 5200 millones de latas que la compañía vendió en 2011? Yo personalmente creo que no. Quizás debamos los que nos dedicamos al mundo del marketing volver nuestra vista a esta enfermiza visión del riesgo, ejecutado por dinero y como en muchos otros campos volver a un “Marketing de Principios”.

Un buen documental de Helmar Buechel que da que pensar y que esperamos que nos haga reflexionar y distinguir a los deportistas convertidos en suicidas a plazo simplemente por dinero de aquellos héroes anónimos de los que hablaba al principio de este post.

 

Anuncios

Un comentario sobre “¿Todo vale en Publicidad? El lado oscuro de Red Bull o el Marketing “SIN” Principios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s